viernes, 16 de septiembre de 2011

Crisol, gente tomando café

En una zona tranquila de Colegiales, alejado del polo Palermitano, pero igual con mucha onda, está Crisol.
“Un punto de encuentro, algo cotidiano con un buen café de por medio para interactuar con el otro”.

Entre el amarillo y la madera, el ambiente de este Rico Lugarcito es con música de fondo, mucho espacio entre las mesas y tranquilidad.

Para comer, pedimos dos sándwiches ($32 c/u): uno con láminas de cuadril horneado, cebollas caramelizadas, hojas verdes, morrón asado, salsa criolla en baguetín francés. Y otro de cerdo, con bondiola, queso brie, rúcula, chutney de tomate (dulzón!) en pan multisemillas. Ambos con papas rústicas. La otra opción para acompañarlos, era la sopa del día (de lentejas).

Para los más chiquitos, Crisol también ofrece su menú. Sándwich de cuadril, fingers de pollo y pastas con salsa casera son las opciones especiales. También hay para ellos desayunos “Pequeña mañana” y meriendas “Para después del cole”.

Vecinos de La Dominga, una tienda repleta de objetos de todos colores y llenos de alegría, de esos que enamoran y dan ganas de llevar a casa. Amerita terminar de comer y darse un paseo.

Entonces, a darse una vuelta por el barrio. ¡No se van a arrepentir!

Freire 1502 y Virrey Avilés, Colegiales.
Facebook de Crisol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada